Ciudad bonita

Tolú está ubicado al noreste del departamento de Sucre, tiene una temperatura máxima aproximada de 30 grados centígrados, lo que lo convierte en un verdadero paraíso tropical.

La aventura toludeña comienza a bordo de un avión de ADA, desde el que, antes de aterrizar, se puede ver la majestuosidad de las playas y la rica vegetación de esta región. Ya en tierra, la calidez de la gente abraza al viajero y el olor a mar está cada vez más cerca. En Tolú es un placer transportarse en las populares bicitaxis y detenerse en cada una de las cuadras para observar ampliamente como se entremezclan las arquitecturas antigua y contemporánea en muchas de sus calles. Los colores llamativos de sus casas hacen un verdadero recreo en la vista del que las observa.

Cayendo la tarde, el plan recomendado es recorrer el paseo peatonal de la avenida La Playa para contemplar la puesta del sol y el colorido cielo que deja el atardecer. Al caminar es fácil encontrar infinidad de artesanías, restaurantes, discotecas, clubes náuticos y dulces típicos. Este es un lugar donde se conjugan las tradiciones caribeñas con la cultura adoptada hace pocos años.

Naturaleza y aventura

Tolú está rodeado de playas, ciénagas y otras maravillas naturales, en donde es posible realizar deportes y actividades que te proporcionarán la mayor diversión y entretenimiento durante tu estadía. Aquí te mencionamos algunas de ellas.

Playas

El municipio de Tolú tiene 16,5 kilómetros de costas, en las que se destacan las playas de Palo Blanco, Puerto Viejo y El Francés, en ellas se encuentran cristalinas y apacibles aguas, arena muy blanca e infinidad de hoteles, hospedajes y cabañas con todas las comodidades y de variado presupuesto. Son apropiadas para la práctica de deportes náuticos como esquí, kayak, natación, vela y windsurf.

Ciénagas

Luego de conocer las playas de Tolú, se pueden visitar otros destinos que complementan el panorama de lo que ofrece el municipio. Pegados a sus costas se encuentran importantes ecosistemas asociados a lagunas, que ofrecen espacios protegidos e ideales para la práctica de ecoturismo.

El primero de estos sistemas naturales es la Ciénaga de la Caimanera, localizada a 12 kilómetros al sur de Tolú, con 2.250 hectáreas de manglar, entre los que se pueden mencionar mangle blanco, rojo y negro. Al navegar el paisaje es ensoñador; la tranquilidad que predomina permite el avistamiento de aves como pelícanos, tijeretas, pisingos, garzas, entre otras. La zona es rica en peces, que comparten simultáneamente este hábitat con especies de conchas y ostras propias de agua salada. En su interior se encuentra una maravillosa casa flotante, donde se respira aire puro y en la que se puede ver la imponencia de este cuerpo de agua.

Por otro lado, a escasos 15 minutos del centro de Tolú, hacia el norte, se encuentra la Ciénaga de la Leche, otra área protegida de gran belleza escénica. Cuenta la historia que muchos años atrás, un camión cargado de leche dejó derramar el líquido en sus aguas y que a ese suceso le debe su nombre. Este es un estuario ubicado en las playas de El Francés, que anteriormente fue habitado por indígenas y en su interior tiene islotes con gran variedad de vegetación, cultivos de mango, coco y frutas silvestres, que sirven de alimento a monos colorados y titís que allí habitan. En ella es fácil avistar aves migratorias de Canadá en los meses de octubre y noviembre, coloridos tucanes, pericos, garzas, loros, guacamayas, ibis, mapaches, zorras, lagartos, y algunas veces, tortugas. Debido a la reproducción de muchas especies marinas, esta ciénaga es llamada el kínder de los peces del golfo de Morrosquillo. A bordo de un bote se hace este recorrido ecoturístico donde se puede disfrutar de la frescura, tranquilidad y silencio que ofrece esta maravilla natural.

Cavernas de Toluviejo

En el municipio de Toluviejo, al noroeste del departamento de Sucre y a 18 kilómetros, se encuentra una majestuosa formación rocosa de siete cavernas naturales, en las que se pueden hacer recorridos pedagógicos y subterráneos en compañía de guías. El primer recorrido se realiza en cavernas sencillas donde puede caminar y el segundo es más extremo. En este la adrenalina sale a flote y exige mucho esfuerzo físico para arrastrarse y treparse por las paredes de las cavernas, para esto se deben utilizar cuerdas, linternas y equipos de seguridad.

Dentro de las cavernas se observan uniones de estalagmitas y estalactitas, donde se puede practicar la espeleología.

Al entrar en ellas la temperatura cambia y baja a 25 grados centígrados gracias a la humedad que producen las corrientes subterráneas de agua. Las cavernas son patrimonio histórico del departamento de Sucre y hace 30 años son visitadas por estudiantes y turistas.

Municipios aledaños

A 26 kilómetros aproximadamente de Tolú se encuentra San Antero, municipio de Córdoba, conocido por su singular celebración del Festival del Burro, en Semana Santa. Este lugar ofrece a los turistas la exuberancia natural de las playas blancas y tranquilas de la bahía Cispatá, en las que se pueden avistar dos clases de delfines: el rosado y el gris. Allí también encontrarás un colorido ecosistema que te hará disfrutar de la armonía que brinda la naturaleza.

Los volcanes de lodo son otro atractivo natural apetecido por los viajeros, en ellos puedes tomar un baño terapéutico y medicinal que aliviará tus tensiones y te rejuvenecerá la piel, debido a las concentraciones minerales provenientes del fondo de la tierra.

Por otro lado, a las afueras del municipio, en el Museo del Calabazo podrás adquirir diversidad de artesanías elaboradas en totumo, caña flecha, madera, plátano, semillas, palma de vino, entre otras, que sin duda serán un gran recuerdo de tu visita por estas tierras.

Articulo extraido de la revista ADA edición 7.

 

Comparte esto: